IMG_5914.jpg

Autoconsumo doméstico 

Autoconsumo con o sin excedentes 

Con excedentes (conectadas a la red)

Las instalaciones de autoconsumo de energía solar conectadas a la red eléctrica tienen la posibilidad volcar la electricidad sobrante (no consumida) a la red de distribución pudiendo ser recompensado por ello y consumir energía de la misma cuando no existe la suficiente producción propia de energía fotovoltaica .

El autoconsumo con excedentes se subdivide en dos categorías:

  • Autoconsumo con vertido a la red con compensación de excedentes. El consumidor utiliza la energía procedente de la instalación de autoconsumo cuando la necesita, pudiendo consumir la energía de la red en los momentos en los que la energía solar generada no sea suficiente. Cuando no se consume la totalidad de la energía procedente de la instalación de autoconsumo, esta puede inyectarse a la red y, en cada periodo de facturación, la comercializadora compensará el coste de la energía comprada a la red con la energía excedentaria, valorada al precio medio del mercado horario o al precio acordado con la comercializadora.

  • Autoconsumo con venta de excedentes. El consumidor podrá verter los excedentes a la red de transporte y distribución pudiendo vender la energía producida con la instalación de autoconsumo fotovoltaico.

Sin excedentes (no conectadas a la red)

En las instalaciones de autoconsumo aislado no existe conexión a la red eléctrica, por lo que no es posible volcar o consumir electricidad de la red general. En este tipo de sistemas, el consumo de electricidad es instantáneo y el excedente se almacena en baterías para usos posteriores.

El autoconsumo aislado permite la autosuficiencia energética a través de sistemas de almacenamiento con baterías.

Autoconsumo doméstico

0260ef4e-4bc5-4b18-8ed8-99e82c252a99.JPG

Autoconsumo doméstico

PHOTO-2022-05-02-18-46-55 (1).jpg

.